ACONDICIONAMIENTO AVENIDA DE MARÍN, CARRETERA PO-12
Primer premio concurso de ideas.

Autor. José Ramón Garitonaindía de Vera.
Localización. Pontevedra.
Fecha. 2011.
Promotor. Concello de Pontevedra.
Constructora. Hidroscivil S.A.


En Pontevedra, es imposible separar donde termina la ciudad y donde empieza el mar. Su presencia recorre la ciudad, por eso cuando intervenimos en un borde del litoral nos planteamos si un paseo marítimo es una línea divisoria entre el mar y la trama urbana o bien una línea invisible entre ambas. El paseo marítimo es eje de conexión entre Marín y Pontevedra. Si entendemos la propia intervención su carácter va intrínseco. El espacio y el tiempo han de ralentizarse. El peatón ahora coloniza más espacio y transforma el ritmo de un recorrido ocupando parte del nuevo territorio. Se mueve longitudinalmente y transversalmente en un nuevo lugar que ha dejado de ser residual.

Si partimos del color como premisa y como esencia de la propia Arquitectura, también va intrínseco. El mar pierde sus límites y su metáfora alcanza todo el paseo. No podemos llenarlo de agua pero si podemos pintar sus ondas. Y este compromiso se adquiere en el proyecto. El uso de adoquín para ralentizar la circulación de los coches, la madera de badí y el césped conforman la actuación dentro del paseo ya existente. El adoquín se tiñe de los azules que el cielo proyecta en el mar. Siempre presente en cada fase del proyecto esa línea invisible que en tierra nos devuelve al mar. La elección del material para las barandillas es el acero porque interrumpe en menor medida el límite entre lo natural y el artificio. Y ahora sí, el mar se va a colar por cada tramo de barandilla, cada mirada se pierde en ella y ella esta presente en todo su recorrido.